¿El agua adelgaza?

Por Juan G 0
30 marzo 2017

Hasta ahora no se había probado que el agua a parte de un efecto depurativo tuviera un efecto adelgazante. Científicos alemanes dirigidos por el Doctor Michael Boschmann, han demostrado que una persona que bebiese diariamente 1,5 litros de agua más de lo habitual, llega a quemar 17.000 Kcal al cabo de un año, lo que a efectos de peso serían aproximadamente 2,5 kg anuales, lo que equivale a 0,007 kg/día es decir una cantidad casi inapreciable.

Esta disminución de peso aunque real es mínima por lo que se puede descartar razonablemente la creencia popular entre las personas de que el agua por si sola favorece la pérdida de calorías.

Entonces, ¿como ayuda a adelgazar?

Ya sabemos que el agua por si sola no adelgaza prácticamente, entonces ¿porque se dice que el agua adelgaza?. La respuesta no es mas que un juego de palabras, no adelgaza pero si ayuda a adelgazar. Ahora vamos a ver la sutil pero importante diferencia en los puntos que tenéis a continuación:

Efecto depurativo

Beber agua ayuda a eliminar residuos y toxinas ayudando a los riñones en la función de depuración del organismo por lo que se favorece la pérdida de peso. Esto es especialmente importante si tenemos en nuestro organismo sustancias que ayudan a engordar puesto que las eliminaremos más rápidamente si bebemos agua, por lo que no solo ayuda a adelgazar, sinó que también ayuda a no engordar.

Efecto saciante

Beber agua antes, durante y después de las comidas ayuda a saciar el apetito por lo que comeremos menos y como consecuencia perderemos peso. Esto es debido a que es posible engañar al estómago en cierta medida y hacerle creer que hemos ingerido algún alimento sólido. Este es uno de los motivos por los que no podemos considerar que el agua adelgace por si sola ya que siempre podremos escoger otro tipo de alimento para provocar este efecto sin ser necesariamente agua. Lo cierto es que suele ser agua debido a que otros alimentos suelen tener algún aporte extra.

Mejora el metabolismo de las grasas

El agua es de vital importancia en el metabolismo de las grasas con lo cual facilita la pérdida de peso, especialmente cuando realizamos alguna actividad física debido a que ingerir mas cantidad de agua durante una sesión ayuda a los procesos metabólicos que se han acelerado para quemar grasa y que se están desarrollando en ese momento.

Que tipo de agua debemos beber

Hay que procurar beber aguas blandas, es decir, de mineralización débil, bajas en sodio y a ser posible que contengan potasio. Hay que tener en cuenta que al hacer más ejercicio vamos a beber bastante mas por lo que conviene tomar agua con contenidos en minerales bajos para depurar mejor y ayudar al sistema renal a trabajar menos y así lograr nuestros objetivos.

Conclusiones

El cuerpo humano esta compuesto de más de un 70% de agua. Para que desarrolle bien sus funciones y no se deshidrate es recomendable beber un mínimo de  entre 1,5 y 2 litros de agua diarios (incluyendo alimentos y bebidas que contengan agua). Si aumentamos la actividad física, hay que procurar beber más agua, aunque nuestro organismo no la esté demandando, pudiendo llegar hasta los 5 litros cuando la actividad es muy intensa.

En resumen, podemos decir que beber agua no adelgaza, aunque produce una mínima disminución de peso que no tendremos en cuenta a efectos reales de adelgazamiento, pero si es esencial para ayudar a perder peso e incluso para no ganarlo, especialmente si la combinamos con ejercicio físico o la ingerimos para provocar un efecto saciante dentro de una dieta.

Nuestros productos recomendados

Etiquetas para este post

autor: Juan G

Deportista semiprofesional federado en especialidades de Natación, Volleyball, fútbol, baloncesto, atletismo, artes marciales, rugby, entrenador y especialista en fitness de competición durante más de 20 años.

Comentarios
0

Déjanos un comentario